Ricardo Macarrón

| 38 imágenes

Ricardo Macarrón Jaime (Madrid, 1926 – Riaza, Segovia, 14 de mayo de 2004) pintor español, especialmente retratista.

Considerado por muchos un pintor de corte, por su paleta han pasado cuatro generaciones de Borbones, desde la reina Victoria Eugenia de Battenberg, al príncipe Felipe de Borbón y Grecia, además de otros personajes de la realeza europea, sobre todo de Gran Bretaña.
Procede de una familia de tradición artística. Su abuelo es el fundador de la Casa Macarrón, un importante almacén para artistas de Madrid. Su padre y su primo fueron los encargados de embalar las pinturas del Museo del Prado cuando comenzaron los bombardeos durante la Guerra Civil. Los llevaron inicialmente a Ginebra y posteriormente a Irún cuando estalló la Segunda Guerra Mundial.
Juan, su padre, le matriculó en la Escuela de Artes Aplicadas para que aprendiera talla, restauración y dorado de marcos. Él no quería que su hijo se dedicara a la pintura porque consideraba que el negocio familiar ya le ofrecía una forma de ganarse la vida. Ignacio de Zuloaga convenció a su padre para que lo matriculara en bellas artes.
En la escuela de bellas artes conoció a Alicia Iturrioz, también pintora, con la que posteriormente contrajo matrimonio.
Su primer retrato lo realizó en 1943, cuando aún era estudiante, y el retratado era el pintor Joaquín Bustillo, aunque la obra que abre todos sus catálogos está fechada en 1944, titulada ‘Después de la faena’, de temática taurina.

Estudió en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y con tan sólo veinte años obtiene el premio Duque de Alba para bodegones en el salón de otoño de Madrid. En el año 1948 obtiene la tercera medalla de la exposición nacional de bellas artes.
En 1949 obtiene una beca del instituto francés que le permite estudiar en París durante un año, donde residió en el Colegio de España.

A su regreso realiza su primera exposición individual en Bilbao y posteriormente emprende un viaje por Europa que le permite estudiar la luz en la pintura holandesa y las distintas maneras de abordar el retrato como género. Obtiene la Medalla de Oro de la Dirección General de Bellas Artes. Su presencia artística se consolida mediante numerosas exposiciones en España, América y Europa.

En el año 1962 vuelve a ganar la primera medalla de la Exposición nacional de bellas artes.
A comienzos de los setenta comienza una nueva etapa de formación en Bélgica, Dinamarca y Noruega donde aprende un especial uso del color propio del arte nórdico.