Antoni Gaudí i Cornet

| 14 imágenes

Antoni Gaudí i Cornet (Reus o Riudoms, 25 de junio de 1852-Barcelona, 10 de junio de 1926) fue un arquitecto español, máximo representante del modernismo catalán.
Gaudí fue un arquitecto con un sentido innato de la geometría y el volumen, así como una gran capacidad imaginativa que le permitía proyectar mentalmente la mayoría de sus obras antes de pasarlas a planos. De hecho, pocas veces realizaba planos detallados de sus obras; prefería recrearlos sobre maquetas tridimensionales, moldeando todos los detalles según los iba ideando mentalmente. En otras ocasiones, iba improvisando sobre la marcha, dando instrucciones a sus colaboradores sobre lo que debían hacer.

Dotado de una fuerte intuición y capacidad creativa, Gaudí concebía sus edificios de una forma global atendiendo, tanto a las soluciones estructurales, como las funcionales y decorativas. Estudiaba hasta el más mínimo detalle de sus creaciones, integrando en la arquitectura toda una serie de trabajos artesanales que dominaba él mismo a la perfección: cerámica, vidriería, forja de hierro, carpintería, etc. Asimismo, introdujo nuevas técnicas en el tratamiento de los materiales, como su famoso “trencadís” hecho con piezas de cerámica de desecho.

Después de unos inicios influido por el arte neogótico, así como ciertas tendencias orientalizantes, Gaudí desembocó en el modernismo en su época de mayor efervescencia, entre finales del siglo XIX y principios del XX. Sin embargo, el arquitecto reusense fue más allá del modernismo ortodoxo, creando un estilo personal basado en la observación de la naturaleza, fruto del cual fue su utilización de formas geométricas regladas, como el paraboloide hiperbólico, el hiperboloide, el helicoide y el conoide.

La arquitectura de Gaudí está marcada por un fuerte sello personal, caracterizado por la búsqueda de nuevas soluciones estructurales, que logró después de toda una vida dedicada al análisis de la estructura óptima del edificio, integrado en su entorno y siendo una síntesis de todas las artes y oficios. Mediante el estudio y la práctica de nuevas y originales soluciones, la obra de Gaudí culminará en un estilo orgánico, inspirado en la naturaleza, pero sin perder la experiencia aportada por estilos anteriores, generando una obra arquitectónica que es una simbiosis perfecta de la tradición y la innovación. Asimismo, toda su obra está marcada por las que fueron sus cuatro grandes pasiones en la vida: la arquitectura, la naturaleza, la religión y el amor a Cataluña.

La obra de Gaudí ha alcanzado con el transcurso del tiempo una amplia difusión internacional, siendo innumerables los estudios dedicados a su forma de entender la arquitectura. Hoy día es admirado tanto por profesionales como por el público en general: la Sagrada Familia es actualmente uno de los monumentos más visitados de España. Entre 1984 y 2005 siete de sus obras han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Casa Batlló (Barcelona)  – Realizada por Gaudí en 1906 es una de las obras más destacadas del modernismo barcelonés y todo un prodigio de los juegos de cerámica. Los balcones son de hierro y parecen antifaces y la luz, el color y la forma se entremezclan formando un conjunto único.

 

Palacio Episcopal (Astorga, León)  –  Tiene un aspecto que recuerda más bien a un castillo, con almenas, miradores y hasta un foso que actualmente rodea todo el monumento y en el que están ubicadas tres esculturas que diseñó el propio Gaudí. Fue el obispo de Astorga quién habló con él para convencerlo de realizar la obra.

 

El Capricho (Comillas, Cantabria)  –  Tiene una planta muy complicada, siendo en general un edificio muy rico en detalles decorativos que recoge diversas influencias locales y foráneas, como los elementos neomudéjares. Ha sufrido importantes reformas, sobre todo por el interior.

http://www.turismodecantabria.com/disfrutala/que-visitar/…

 

Casa Milà (Barcelona)  –  Este edificio coronado por asombrosas chimeneas revestidas de azulejos es, además de patrimonio de la UNESCO, el más emblemático del Passeig de Gràcia. Es la sede de la Fundación Caixa de Catalunya y alberga también un pequeño museo llamado Espacio Gaudí.

 

Casa Botines (León)  –  Un edificio de estilo neogótico con influencias modernistas propias de Gaudi que se construyó entre 1891 y 1894. Fue declarado Monumento Histórico en 1969 y en la actualidad es propiedad de Caja España, que lo habilitó como su sede central.

http://www.visitaleon.com/casa-botines

 

Casa Calvet (Barcelona)  –  La fachada principal tiene una tribuna barroca con barandillas de hierro forjado y relieves de diferentes clases de setas. Hay varios bustos, dos bolas del mundo con peanas y encima de ellas cruces de cuatro brazos. Actualmente, alberga en su interior un restaurante.

http://www.spain.info/es/que-quieres/arte/monumentos/barc…

 

Cripta de la Colonia Güell (Santa Coloma de Cervelló, Barcelona)  –  La importancia de la iglesia de la Colonia Güell en la obra de Gaudí se debe a que es la primera vez que utiliza de forma unitaria sus innovaciones arquitectónicas. Tal com va dijo el propio Gaudí si se hubiese finalizado hubiera sido “una maqueta monumental de la Sagrada Família”.

http://www.gaudicoloniaguell.org/es/que-visitar/cripta-gaudi

 

Bodegas Güell (Garraf, Barcelona)  –  El complejo es un ejemplo de modernismo y nos muestra unas formas extremadamente originales realizadas con materiales tradicionales como la piedra y el ladrillo. En una construcción que recuerda un estilo medieval, los arcos son parabólicos en vez de la típica forma semicircular del románico.

http://www.gaudiallgaudi.com/EA013.htm

 

Palacio Güell (Barcelona)  –  La visita consiste en un sorprendente recorrido que incluye desde el antiguo establo del sótano, hasta la azotea, pasando por cada una de las especiales estancias de la casa. Ofrece una nueva concepción del espacio y de la luz, mostrando ambientes originales repletos de elementos ornamentales.

http://www.conocerbarcelona.com/palacio-guell

 

Los Jardines de Can Artigas (La Pobla de Lillet, Barcelona)  –  Se trata de una de las más desconocidas obras de Gaudí. En 1905, el arquitecto viaja a la pobla de Lillet para construir un chalet para Eusebi Güell. Y durante su estancia, se aloja en casa de Joan Artigas, en agradecimiento le hace el diseño de unos peculiares jardines.

http://bellos-pueblos-catalanes.blogspot.com/2011/10/los-…

 

Casa Vicens (Barcelona)  –  Se levanta en el tranquilo barrio de Gràcia, como un oasis insólito de aroma oriental y mudéjar, cubierto de espectaculares baldosas verdes y blancas. Se trata de la primera obra importante de Gaudí, en la que el arquitecto siguió la moda orientalizante de la época mientras indagaba en su estilo.

http://www.barcelonaturisme.com/Casa-Vicens/_3Ngb8YjSpL3U…

 

Torre Bellesguard (Barcelona)  –  Fue construida entre 1900 y 1909, con unas formas rectas, inspiradas en el castillo medieval de Martín I el Humano. Gaudí construye un castillo a medio camino entre el modernismo y el gótico y restaura los restos del palacio medieval, que forman parte de los jardines de la finca.

http://www.bellesguardgaudi.com/

 

La Sagrada Familia (Barcelona)  –  Nada más y nada menos que 129 años después de que comenzara a construirse, parece difícil pronunciarse sobre una fecha de finalización para este templo. El maestro Gaudí dedicó cuarenta años de vida (los últimos quince de forma exclusiva) a este maravilloso proyecto. 

 

Parque Güell (Barcelona)  –  Visitar este famosísimo parque es como visitar un cuento. Cada pabellón, pared y esquina está esmeradamente decorada, diseñada y coloreada. El aristócrata Eusebi Güell, enamorado de los jardines ingleses quiso construir una ciudad-jardín en Barcelona y le encargó la obra a Gaudí.